Sobre el Caso Adif

Junio del 2016 - 20m: La Guardia Civil ha practicado 14 detenciones y varios registros en Barcelona y Madrid, en una operación contra una red acusada de inflar facturas hasta generar un sobrecoste de 82 millones en tres obras del AVE cercanas a la estación de La Sagrera de la capital catalana.

Según han informado fuentes cercanas al caso, la investigación, dirigida por una juez de Barcelona, arranca de unos informes que el gestor de infraestructuras Adif llevó a la Fiscalía Anticorrupción, en los que alertaba de posibles facturas hinchadas en tres tramos de las obras del AVE de Barcelona a Madrid, que todavía no están finalizados, entre ellos la estación de La Sagrera.

En el marco de esta operación, la Guardia Civil ha registrado este martes la sede de Adif en la estación de La Sagrera, así como empresas adjudicatarias de las obras bajo sospecha, tanto en Barcelona como en Madrid. También se han registrado oficinas de Adif en la calle Titán de Madrid. Los agentes también han acudido en busca de documentación a las oficinas de una Unidad Temporal de Empresas (UTE) que tenía adjudicadas algunas de las obras bajo sospecha, situadas en la calle Fluvià de Barcelona, según fuentes cercanas al caso.

Además, se ha detenido a 14 personas vinculadas al sobrecoste de las obras, acusadas de los delitos de malversación y falsedad documental. Los investigadores también tratan de averiguar si los exresponsables de obra de Adif aceptaron sobornos a cambio de tolerar la falsificación del volumen de trabajos realizados, por lo que a los delitos citados se podría sumar el de cohecho. Entre los supuestos integrantes de la trama figura un exresponsable de obras de Adif que ya fue detenido en 2014 en otra operación policial contra una red acusada de cobrar sobornos a cambio de permitir sobrecostes en varios tramos de las obras del AVE en Barcelona.

De hecho, la operación lanzada por la Guardia Civil es paralela a esa otra investigación que dirige el juzgado de instrucción número 9 de Barcelona y que, en mayo de 2014, comportó la detención de una decena de personas -entre ellas excargos de Adif y de empresas constructoras- por sobrecostes supuestamente irregulares en las obras del AVE en Barcelona. Precisamente, fue esa primera investigación judicial -centrada en un tramo entre la Sagrera y El Nudo de la Trinitat adjudicado a Corsan- la que motivó que Adif encargara auditorías externas e internas sobre otras obras de esta infraestructura, que todavía estaban en su fase inicial, con apenas un 20 o 30% del proyecto ejecutado. Las auditorías, que el gestor de infraestructuras llevó a la Fiscalía Anticorrupción el año pasado, concluyen que otras empresas contratistas de la línea del AVE en las inmediaciones de la estación de La Sagrera inflaron presuntamente las facturas de sus construcciones, para obtener beneficios millonarios, con la complicidad de responsables de obras de Adif en la época. En concreto, Adif detectó desajustes entre el volumen ejecutado de las obras y las certificaciones correspondientes, por lo que decidió paralizar los trabajos de construcción para llevar a cabo las comprobaciones pertinentes. Meses después, la empresa gestora de infraestructuras remitió una carta al fiscal Anticorrupción Emilio Sánchez Ulled, que lleva el caso, para solicitarle que autorizara la continuación de las obras, a lo que el ministerio público respondió también por escrito que no le correspondía resolverlo, dado que no había sido suya la decisión de detener los trabajos. El secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, informó el pasado 7 de junio de las irregularidades detectadas al consejo de administración de la sociedad Barcelona Sagrera Alta Velocidad -que incluye también al Ayuntamiento y la Generalitat y no se reunía desde 2013-, y justificó así el retraso de las obras. La estación del AVE en la Sagrera y sus accesos, cuya construcción se adjudicó en 2010 a dos UTE, es uno de los principales proyectos de infraestructuras en marcha en Barcelona y está previsto que se pueda inaugurar en 2020, tras retrasarse en varias ocasiones.

La trama implica a funcionarios y directivos de contratistas

La trama acusada de inflar facturas en proyectos próximos a la estación del AVE en La Sagrera, mediante dobles mediciones de los trabajos, implica a funcionarios, directivos de compañías contratistas y empleados de empresas que dan auxilio técnico a la obra pública. La investigación, según ha informado la Fiscalía Anticorrupción, iniciada en noviembre de 2014, deriva de una denuncia presentada por Adif, que detectó dobles mediciones en tres tramos de las obras del AVE en La Sagrera que reflejaban "diferencias sustancias entre la obra certificada como realizada y la que en realidad se habría ejecutado".

El ministerio público cree que la red habría "emitido de forma reiterada e intencional sucesivas certificaciones de obra con unos importes muy superiores a los trabajos efectivamente realizados por las empresas contratistas". Concretamente, las obras bajo sospecha son el proyecto de construcción de los accesos de la estación del AVE en La Sagrera, así como el de la estructura de esa misma estación y el de la plataforma de la línea del AVE en el sector Sant Andreu, dentro del tramo La Sagrera-Nudo de la Trinidad. En su investigación, la Fiscalía Anticorrupción ha detectado además un proyecto complementario a una de las contratas, en que las cantidades también fueron supuestamente infladas. El ministerio público considera que existen "sólidos indicios" de que el falseamiento de las certificaciones de obra "respondía a la intención de favorecer indebidamente a las empresas contratistas, las cuales habrían estado percibiendo de ese modo sumas de dinero muy superiores a las que realmente les correspondía recibir".

Dos de los arrestados mantenían hilo directo con el expresidente de Adif, Antonio González Marín. Hombre de confianza de la exdirigente socialista en el Ministerio de Fomento, ejerce ahora de jefe del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) en el Gobierno de Susana Díaz. La llegada de José Blanco a la cartera no se produjo hasta un año después de la adjudicación que albergó presuntas irregularidades.

Resumen
  • Partido/Org: Empresas
  • Lugar: Nacional
  • Coste aprxo.: 82000000
  • Total implicados: 14
  • Año de los hechos: 2010
  • Estado judicial: Abierto
Empresas
Actualizado el: 11 de Junio del 2017
Anuncios para la Caja A de CA
Implicados
Rafael Rodríguez Gutiérrez
  • Situación Judicial: Imputado
  • Delito: Malversación y falsedad documental
  • Cargo: Director de Alta Velocidad de la Zona Noreste y máximo responsable de las obras del AVE a Barcelona y a Francia

Ya fue arrestado en 2014 por el caso Yogui y a pesar de ello, fue ascendido por el Ministerio de Fomento para convertirlo en máximo responsable de las obras del AVE en toda España.


Jaime García-Germán López-Belmonte
  • Situación Judicial: Imputado
  • Delito: Malversación y falsedad documental
  • Cargo: Exgerente de Infraestructuras de Adif

También fue arrestado en 2014 por el caso Yogui, un caso de malversación de fondos en las obras del AVE en Barcelona.


Alfonso Angel Centeno Trigos
  • Cargo: Vicepresidente de la Diputación de Valladolid y procurador del PP en Cortes

El 'caso Adif', que invetisga los presuntos viajes de placer y otros regalos, pagados por diversas adjucatarias de obras del AVE y de otras infraestructuras públicas, salpica a Castilla y León. Un informe de la Guardia Civil, al que ha tenido acceso El País, implica al procurador del Partido Popular en las Cortes de Castilla y León y alcalde de Olmedo, Alfonso Centeno, en la red de sobornos del AVE